Iglesiaactualidad

San José y el Día del Seminario 2010

Este viernes 19 de marzo es, como marca el calendario litúrgico, la Solemnidad de San José, esposo de la Virgen María. El culto a este santo tan popular no se divulgó en los primeros tiempos de la Iglesia, sino que fue en oriente cuando el santo empezó a tener fiesta litúrgica alrededor del siglo VII. Actualmente se celebra a nivel mundial desde el año 1621.

 

Aunque en el calendario laboral el día 19 de marzo no es fastivo, exceptuando algunos sitios, la Iglesia mantiene la solemnidad como día de precepto, esto quiere decir que hay que ir a Misa aunque no se guarde jornada de descando.

 

La Conferencia Episcopal Española (CEE) celebra desde hace ya años (nacido en 1935) en esta Solemnidad el Dia del Seminario. Este año 2010, en pleno Año Sacerdotal, lleva por lema "El sacerdote, testigo de la misericordia de Dios. Una vida apasionante", el tema de la misericordia vivida y testimoniada por el sacerdote es una dimensión primordial y capital de su vocación concreta: la relación con Cristo pastor misericordioso; una relación que debe ir creciendo gradual y paulatinamente durante los años de formación en el seminario.

 

Como objetivo principal, en mi opinión, es que los fieles católicos nos demos cuenta de la importancia que tienen para nosotros los seminaristas, pues ellos serán los futuros sacerdotes que no conduzcan hasta la gran meta que es Cristo. Y más en estos tiempos que las vocaciones al sacerdocio son bajas y la media de edad de estos es elevada, según informó el Presidente de la CEE el Card. Rouco Varela en la Plenaria de noviembre de 2009. Aunque en este año nos debemos alegrar saber que, según datos de la CEE, en el curso 2009-2010 ha aumentado el numero de seminaristas.

 

Y como no podían faltar como todos los años las Carta Pastorales de tantos obispo españoles con motivo de este día. Leamos sus palabras, aunque sólo sea del obispo propio de cada uno.

 

Rezomos en el día de San José por todos los lseminaristas, para que siempre tengamos sacerdotes según el modelo del Corazón de Cristo. También por todos las personas que ya han recibido la ordenación, para que no se cansen de anunciar la Buena Nueva a todos los hombres. Y para que siga creciendo el número de jóvenes que deciden dejarlo todo por el Señor. Así sea.

 

ORACIÓN A SAN JOSÉ: Dios todopoderos, que confiaste los primeros misterios de la salvación de los hombres a la fiel custodia de San José; haz que, por su intercesión, la Iglesia los conserve fielmente y los lleve a plenitud en su misión salvadora. Por Jesucristo nuestro señor. Amén.

 

Comentarios

Muy buen comentario. Se podría mejor un poco en algunos aspectos pero está bastante bien.

Añadir un Comentario: