Iglesiaactualidad

Toma de Posesión de Mons. Demetrio Fernández como Obispo de Córdoba

              Mons. Demetrio Fernández durante su primera homilía como Obispo de Córdoba

 

(Iglesiaactualidad, 20 de marzo de 2010) Hoy la Diócesis de Córdoba a recibido al que a partir de hoy será su nuevo obispo Mons. Demetrio Fernández González. La Solemne Misa de Toma de Posesión comenzó a las 12.00 horas del mediodia en la abarrotada Catedral cordobesa, y finalizó dos horas después con la Bendición del nuevo pastor. En celebración participaron veinticinco obispos y nueve arzobispos, los que estuvieron al lado de D. Demetrio durante toda la Misa fueron el Cardenal-Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española, D. Antonio María Rouco Varela; el Nuncio de Su Santidad en España, Mons. Renzo Fratini; el Arzobispo Metropolitano de Sevilla, predecesor directo del nuevo obispo y hasta hoy Administrador Apostólico, D. Juan José Asenjo Pelegrina; y el Arzobispo Metropolitano de Granada, D. Francisco Javier Martínez Fernández.

 

Tras el saludo liturgico, Mons. Juan José Asenjo, en calidad de Administrador Apostólico, presentó la diocesis a D. Demetrio. Después el Sr. Nuncio, Renzo Fratini, dirigió unas palabras a los fieles de la diócesis para presentar a su nuevo pastor y mandó que se diera lectura a las Cartas Apostólicas del Santo Padre Benedicto XVI en las que firmaba el nombramiento. Seguidamente Mons. Fernández González tomó posesión del Baculo y de la Cátedra que dirigirá a partir de ahora y recibió la felicitación de algunos secerdotes, religiosos y fieles de su nueva diócesis. Desde este momente la celebración siguió como otra Misa más.

 

Mons. Demetrio seguirá unido a su anterior Diócesis de Tarazona en calidad de Administrador Apostólico hasta el nombramiento de un nuevo prelado que la gobierne.

 

Deseo hacer llegar mi más sincera enhorabuena de D. Demetrio y a toda la Diócesis de Córdoba. Que el Señor la bindiga y le proteja por siempre.

 

Un saludo.

 

* Homilía de D. Demetrio: formato pdfformato mp3.

* Palabras de D. Juan José: formato mp3 y formato pdf.

* Palabras del Sr. Nuncio: formato mp3.

* Letras apostólicas (formato mp3).

 

LA PRIMERA HOMILÍA:

(Agencias/InfoCatólica) Monseñor Fernández dijo "enfrentarse al reto" de Monseñor Asenjo, de quien dijo ser muy buen amigo, que "ha dejado el listón muy alto", siendo prueba de ello "la estima y el cariño que se le tiene en Córdoba" y que son "merecidas, pues es un hombre muy bondadoso, es un pastor bueno y entregado, al que realmente le ha costado mucho irse de Córdoba". Aseguró que lo que desea es "poder responder a esas expectativas".

 

Afirmó que comienza la nueva etapa de su vida "lleno de esperanza y entusiasmo, al llegar a una diócesis tan viva, como es la diócesis de Córdoba" y puntualizó que "nadie busque la construcción de su propio apartamento, sino que todos busquemos primero y ante todo la construcción de la Casa de Dios, que es la Iglesia, presente en la diócesis". Del mismo modo, dijo a "los cordobeses venidos de la ciudad y de la campiña, de la sierra y del alto y bajo Guadalquivir" que "no presten atención a quienes denigran a la Iglesia o sacan a relucir sus trapos sucios para atacarla".

 

La vida es un don de Dios, nadie puede suprimirla directamente

En su homilía, Monseñor Demetrio Fernández hizo referencia a la aprobada Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo, conocida como Ley del Aborto, defendiendo que "la vida es un don de Dios y nadie puede suprimirla directamente, y menos aún en el seno materno, por ningún motivo". En su homilía, a la que tuvo acceso Europa Press, Fernández aludió asimismo a que "en la etapa terminal, la vida y la muerte es digna si se respeta y se mima a la persona hasta su último suspiro". Dos alocuciones fundamentadas para él en que, "no podemos callar sobre estos temas tan delicados y que afectan al bien del hombre". Además, declaró que "la Iglesia no impone a nadie su forma de pensar, la fe no se impone, sino que se propone", a lo que añadió que "la Iglesia sabe convivir en medio de una sociedad plural, respetando a todos sus ciudadanos, porque es experta en humanidad". 

 

La Catedral de Córdoba y la convivencia entre cristianos y musulmanes

Por otra parte, hizo referencia al uso compartido de la Catedral de Córdoba entre cristianos y musulmanes al "reafirmar con claridad que no es posible el uso compartido de la Catedral, porque ni lo consiente la religión musulmana ni cabe en la verdad de la religión cristiana ese uso compartido". En este aspecto, el nuevo obispo argumentó que, "cristianos y musulmanes hemos de colaborar juntos en la paz del mundo y respetarnos mutuamente en la convivencia, tanto en los países de tradición cristiana, como recíprocamente en los países de régimen musulmán, en alguno de los cuales todavía hoy se persigue y se elimina a los cristianos". "Pero acceder al tan aireado uso compartido de la Catedral por cristianos y musulmanes no contribuiría a la pacífica convivencia de unos y de otros, y sembraría la confusión propia de un relativismo que no distingue la identidad y la diferencia de cada uno", defendió Fernández. 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: