Iglesiaactualidad

Jesús Sanz Montes baja al pozo Plano de Cerredo y pica carbón

 

 

29 de julio de 2011.- Sustituyó la mitra por el casco y el báculo por el martillo neumático; bajó al pozo y picó carbón; después, saludó a los mineros y les manifestó sentirse «conmovido» por la dureza de la mina. El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, cumplió este miércoles con el requisito de conocer una explotación minera asturiana, ritual que un antecesor suyo, Gabino Díaz Merchán, también había realizado, hace 41 años.

 

Sanz Montes bajó al pozo Plano, el acceso mediante túnel a la explotación minera de Cerredo (concejo de Degaña), propiedad de la compañía Coto Minero Cantábrico, del empresario Victorino Alonso, y fruto de la absorción de Hullas del Coto Cortés por Minero Siderúrgica de Ponferrada. Acompañado por el director general de la empresa, Hugo Héctor González Fernández, y por Óscar Cudeiro, ingeniero del pozo y responsable de seguridad, el arzobispo se despojó del clergyman, aunque no del alzacuellos, y se enfundó en un mono de faena.

 

La visita le llevó a recorrer varias galerías de la mina hasta llegar a una rampa en la que probó el procedimiento para picar carbón mediante martillo neumático. Los responsables de la mina también explicaron al arzobispo las nuevas técnicas de extracción de hulla. El mitrado saludó, asimismo, a varios trabajadores que se encontraban realizando sus tareas en los talleres de la mina.

 

Posteriormente, en la casa de aseo, Sanz Montes agradeció la invitación de la empresa y comentó que era «impresionante bajar a la mina, conocer y saludar a los mineros en medio de su trabajo, porque éste es otro mundo, una realidad dura que me ha conmovido». El arzobispo Jesús Sanz Montes, en la foto superior, maneja un martillo neumático en la mina de Cerredo (Degaña), el pasado miércoles.

 

En fechas recientes, el obispo de León, Julián López Martín, visitó esta explotación minera por su vertiente leonesa. La mitra asturiana había descendido por primera vez a una mina de la región en marzo de 1970, cuando el ahora arzobispo emérito Gabino Díaz Merchán acudió a una explotación de la empresa Hullasa, el pozo Santianes, en el concejo de Teverga.

 

Merchán había tomado posesión de la diócesis en septiembre de 1969, pocos meses antes de aquella visita, que se realizó en domingo. LA NUEVA ESPAÑA informó del periplo minero de Díaz Merchán, que incluso tuvo eco nacional al ser recogida la noticia en la primera página del periódico madrileño «Pueblo». Su sucesor, Carlos Osoro, visitó en diciembre de 2002 el pozo Montsacro de Hunosa, en Morcín, con motivo de la festividad de Santa Bárbara, aunque no descendió a la explotación. En 2005, Osoro presidió una misa con motivo del 75.º aniversario de Mina La Camocha, en Gijón, empresa cuya actividad cesó en 2007.

 

(La Nueva España)

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: